domingo, 11 de noviembre de 2007

BAILES
Están ligados de manera directa a las fiestas religiosas patronales de nuestros pueblos sabaneros, donde después de participar en las ceremonias religiosas, en las noches de jolgorio se reunían los habitantes alrededor de los grupos de música de pitos y tambores o las papayeros, bailándose los ritmos musicales de Puya, Porro y Fandango.
Las fiestas, además de brindar esparcimiento en medio de duros trabajos y precarias condiciones de vida, proporcionaban a los campesinos y esclavos un medio para vivir algo propio, algo surgido de sí mismos, y regocijarse en ello sin medida.
EL FANDANGO
El Fandango Sinuano involucra tres componentes; El fandango Fiesta; Fandango Ritmo y Fandango Danza.

Los bailadores se ubicán en un gran circulo donde las parejas giran en sentido contrario a las manecillas del reloj, el circulo tiene un significado dinámico y representan la eternidad por no tener fin. Las mujeres portan manojo de espermas encendidas en la diestra y en alto para iluminar las noches. El fandango expresa lo más relevante y multifacético de la vida de nuestros pueblos, a través del paso del tiempo.

El fandango – danza, esta lleno de emoción, sentimiento, galanteo, coqueteo, autentico lirismo corporal y humor natural. No es solamente un espectáculo, una imagen, es sobre todo la creación del verdadero genio popular, del habitante sabanero de los departamentos de Córdoba y Sucre.

EL PORRO

Baile ejecutado originalmente por los esclavizados en torno de los tambores denominados porros, fusionado en la colonia con la Gaita Indígena, que en la actualidad es también ejecutado por las “bandas papayeras” o sabaneras. El Porro es más rápido que la cumbia. De ritmo monótono pero alegre.

LA GAITA

La Gaita tiene tres conceptos diferentes; el primero es el nombre con el cual se identifica el instrumento música, el segundo es la agrupación que la interpreta y tercero en el baile ejecutado con el ritmo de gaita.

El Baile Gaita es, originario de los Indígenas, la maya, de ritmo lento, bailado en círculo, golpeando el suelo con los pies; llamada “Gaita pisada”. Mas tarde se da la fusión musical entre el altisonante vibrar de las flautas indígenas, en cercano contraste con la alegre e impetuosa resonancia del tambor africano, por el contacto durante la servidumbre colonial, surge el ritmo que hoy se llama Gaita corrida o Gaita acelerada. El Vestuario es la influencia Española. Anteriormente en las fiestas o Fandangos, la Gaita se bailaba en rueda como la cumbia, con la música en el centro. Sin embargo a seguido transformándose y perdiendo su contenido original.
Su ejecución es similar a la Cumbia. Pero la Gaita es de movimientos más serenos y cadenciosos en el manejo de las faldas y de las velas, se realiza una especie de coqueteo o galanteo que da lugar a una danza amorosa de funcionalidad recreativa.

LA PUYA SINUANA

Expresión regional del contexto fiestero. En su ejecución adopta elementos de la cumbia y el porro, en particular la estructura circular de las figuras y la expresión vivaz de hombres y mujeres.

En las agrupaciones de Gaitas y Papayeras, el ritmo "porro tapao", es llamado también "puya".

El Baile Puya Sinuana, es típicamente callejero, de parejas sueltas, sin coreografía definida, ejecutada con desplazamientos suaves, pausados y rítmicos al estilo de la cumbia. Sin embargo, los movimientos de cadera son más acelerados y de paso mas rápido y en el hombre el paso es de mayor amplitud.

EL BULLERENGUE

Esta danza es efectuada sólo por mujeres. Es quizás uno de los bailes en los cuales se destaca con mayor fuerza la ascendencia africana, ya que rítmicamente se fundamenta sobre los golpes del tambor macho y la marcación de palmas.

En Córdoba y en el Urabá antioqueño la coreografía del bullerengue resalta la temática amorosa, de conquista y de competencia entre sexos, con alto contenido erótico.

2 comentarios:

Grupo N°2 dijo...

Considero muy pertinente esta información pues nos recuerda lo que somos y lo importante que es mantener nuestros valores culturales intactos, pero sobretodo nos recuerda ese orgullo que se siente de ser Sabanero.

Linda Lee

Edgar dijo...

Ante todo pido disculpas por no haberles enviado con anterioridad las notas pero por motivos que ya ustedes conocen.

Jaime buen trabajo
Para una nota de 4.6